martes, 28 de septiembre de 2010

La excusa del cansancio

Marcelo me ha dado pie a abrir una pequeña sección sobre excusas de futbolistas, entrenadores o presidentes. El brasileño habló en una entrevista para AS y respondió lo siguiente cuando fue preguntado por la falta de gol del Madrid: "El balón no nos entra porque a lo mejor nos puede faltar un poco de frescura y tranquilidad. Estamos entrenando y jugando todos los días y casi no tenemos tiempo para descansar". Intentemos entender al jugador. Cualquier excusa es buena...
http://www.as.com/futbol/articulo/todos-dias-jugamos-entrenamos-falta/ANCHOR/20100927dasdaiftb_17/Tes
No me extraña que los futbolistas estén cansados. Pensemos en la semana normal de cualquier jugador de alto nivel. El domingo o el sábado, partido. 90 minutos de tensión y un viaje a casa algo más largo si juegas fuera de tu estadio. Y sin haber podido ver a Alonso con los amigotes mientras te tomas unas cañas. El lunes madrugón. A las diez ya hay que estar entrenando. "Joer, tan temprano no puedo llevar a los niños al colegio", se ha oído por Valdebebas. Y después de una hora y media de trabajo de recuperación, a casa. El martes entrenamiento algo más intenso, que el miércoles hay partido, pero tampoco mucho no se vayan a cargar. Esta vez dos horas, que hay charla táctica. Y así sucesivamente. Luego, circunstancialmente, hay algún día libre. Bueno, y las Navidades. Y si no soy internacional, cuando hay partidos de selecciones. Y el verano, que algunos duran casi como el de los profesores. Esto sí es cansado y no levantarte todos los días a las seis de la mañana, llegar a tu casa a las seis de la tarde e irte a entrenar, jugar con tus amigos o cualquier otra tarea deportiva. Eso sí que es no tener "tiempo para descansar", amigo Marcelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario